lunes, 13 de octubre de 2014

Rotación en Nefrología Pediátrica - R2

¿Hay alguien ahí...? 
Os tengo abandonados, a vosotros y a mí misma y no puede ser. Esto comenzó siendo un diario y quiero que siga siéndolo. Así que, después de varios meses de inactividad creo que va siendo hora de ponerse manos a la obra y contaros un poquito más de cómo va la residencia :)

Durante los 3 meses de verano (Junio-Julio-Agosto) estuve rotando por Nefrología Infantil, una rotación que me ha marcado mucho, tanto, que incluso me la he llegado a plantear como opción para realizar en un futuro la subespecialidad pediátrica (de R4) Y digo plantear, que no elegir, que para eso aún queda mucho :) 
Y como siempre, toca desgranar, pros y contras:

Es una rotación que está muy bien organizada, hasta ahora (desde mi punto de vista) la mejor de toda la residencia. Desde el primer día la jefa de servicio se reunió con nosotros para organizar el paso por Consultas, Trasplante y Planta, enseñarnos las distintas sesiones semanales, cuadrar vacaciones... De modo que, cada residente debe pasar 3 semanas en planta de hospitalización, 2 ó 3 semanas en trasplante-diálisis y el resto de la rotación en Consultas.

El servicio es muy puntual. Todos a las 08:15h están sentados en el aula de sesiones para dar el pase del fin de semana, comentar pacientes complejos, hacer sesión bibliográfica... según el planning establecido. Esa puntualidad para comenzar a trabajar que he echado tanto de menos en otras rotaciones... me ha encantado. 
A las 09:00h todos bajamos a la sesión general del Infantil, una sesión que aunque debiera ser obligatoria para todo el hospital, en muchos servicios no se deja asistir a los residentes, por lo que el hecho de que desde Nefrología fomenten la asistencia es un punto positivo y de agradecer.

Todos los viernes a primera hora, dábamos sesiones los residentes. Temas básicos para nosotros: infección de orina, síndrome nefrótico, litiasis... Lo esencial que debe conocer un pediatra general sobre nefrología, nada de temas específicos ni enrevesados. (Aquí os dejé mi sesión)

Es una especialidad muy compleja; ya de por sí la fisiología del riñón se me atragantaba en la carrera. Se olvida fácilmente si no se repasa. El equilibrio hidroelectrolítico es un mundo. Recuerdo lo aburrida que me parecía hace unos años... por no entenderla! Aunque si bien es cierto que durante la preparación del MIR ya cambió mi visión y me llegó a gustar muchísimo. Me parece muy difícil, pero me gusta. 

Comencé la rotación en la sección de Trasplante-Diálisis. Los primeros días muy perdida, lo reconozco. El empezar por la sección de trasplante (seguimiento en consulta de pacientes con trasplante vivo y de cadáver) quizá no es lo más rentable, puesto que son pacientes de años de evolución que vienen a controles periódicos... y en los que al principio no sabes por dónde empezar a leer la historia de años de evolución. El residente se encarga de ver al paciente, historiarle (qué ha pasado en los últimos días) y hacer una exploración física en busca de alguna alteración. Suelen realizarse ese mismo día una analítica por lo que esperan al final de la mañana para pasar con el adjunto y conocer el resultado de la misma así como modificar la medicación (según suben-bajan niveles) si es necesario. La diálisis sinceramente no me dio tiempo a asimilarla, alguna noción básica pero demasiado compleja.

Después pasé a Consultas. El mecanismo es el mismo, pero cada día de la semana la consulta se centra en un tipo de patología, por ejemplo, los lunes la mayoría son síndromes nefróticos y hematurias; martes y jueves son pacientes con patología crónica (enfermedad renal crónica, pre-trasplantes...). Aquí en las consultas es donde comienza el lío burocrático del servicio, aunque para mí realmente tenía su sentido. Igualmente habría cosas que mejorar. 
Por un lado están los pacientes citados como nuevos: vienen del centro de salud o de la urgencia, hay que abrirles historia clínica, explorar... y después comentar con el adjunto la petición de pruebas. Son los más sencillos pues ves al paciente desde el inicio. 

Después están las revisiones: pacientes en seguimiento por distintas patologías, generalmente leves como una ectasia piélica por ejemplo, que se citan cada X meses o años para control analítico y ecográfico. Mismo procedimiento: ver, explorar y comentar al adjunto. 
Controles: término algo más dudoso. Pacientes que tienen un seguimiento más frecuente, y que acuden con la analítica hecha de días previos o ese mismo día. Se ven, se exploran, y algunos esperan al final de la mañana para conocer los resultados, otros se marchan y vuelven otro día al resultado, o si son de fuera, incluso llaman en un par de días por teléfono. 
Diagnósticos/Resultados: los más importantes. Las pruebas que se mandan a los nuevos, a las revisiones y los controles que vuelven otro día. Lo más interesante de la especialidad, lo que ve el adjunto. Suerte si se puede estar con ellos mientras los ven. 
¿Cuál es el problema? Que cuando hay mucho volumen de pacientes, que suele ser casi siempre, mientras el adjunto está viendo los diagnósticos interesantes con el R4 de especialidad, los R2 estamos viendo a los nuevos y las revisiones y no nos enteramos de lo que pasa finalmente con esos pacientes. Cuando acabamos "nuestra tarea" y podemos pasar a ver a los diagnósticos muchas veces ya han acabado. Es por ello que en ocasiones, existe esa sensación de servir de "mano de obra" "ver, historiar y explorar" y nos perdemos lo verdaderamente interesante. Lo suyo sería poder ver al paciente completo desde el inicio hasta el final que es cuando más se aprende.  


Por último, las 3 semanas en Planta. A pesar de rotar en el mes de Agosto pude ver casos muy chulos de hospitalización: desde sencillas infecciones de orina, pasando por un síndrome hemolítico urémico, una vasculitis, síndrome nefrótico corticorresistente, poliquistosis renal... Hasta un trasplante renal de cadáver: conocer al paciente antes del trasplante por el seguimiento en las consultas, vivir el trasplante y seguir la evolución del mismo durante los primeros días en cuidados intensivos y después en planta; me encantó. Y eso que yo suelo ser más de estar tranquila en una consulta, y no me gusta mucho el andar de un lado para otro, pero de verdad que con estos casos tan interesantes ha merecido la pena. 

Más Contras: son muy puntuales para entrar pero no para salir... :P Habitualmente se sale tarde. La mayoría de los días los adjuntos se quedan a comer, y en ocasiones tienen consulta por la tarde. Hay guardias de especialidad, que no se libran. Suelen ser buenas (dicen...), salvo que algún paciente se ponga muy mal o haya trasplante, pero hay que tenerlo en cuenta. Exige mucha dedicación, se llevan pacientes muy complicados, crónicos, no sólo con una historia médica, sino que la implicación familiar, social y emocional que llevan intrínseca hace que se haga difícil el ser fuerte.
Más Pros: es una especialidad muy médica; integral, muy de interna. Hay que conocer muy bien los distintos sistemas pues no sólo se afecta el riñón y ya está. El Servicio está muy unido. Los adjuntos entre ellos se llevan muy bien, hay buen ambiente, se consultan todos los casos, se ayudan y se entienden. Se establecen sesiones con otros servicios, con Urología, Nutrición, Psicología y Psiquiatría, todo muy bien organizado y con distintas reuniones. Se preocupan por los pacientes. Hay un seguimiento longitudinal de su historia. Esa relación médico-paciente tan importante que resalto de la Atención Primaria, la he visto y la he vivido en Nefrología. Pacientes que van todas las semanas a revisiones, que se conocen el hospital como su propia casa.

Como os he dicho al inicio, hay cosas que mejoraría y no sé si serviría para dedicarme a ello toda la vida... pero me ha gustado mucho, y de momento no la descarto :)
.....
Por otro lado (como llevo tanto tiempo desaparecida tengo muchas novedades), también contaros que durante el verano cambié de "rango" al realizar las guardias en la Puerta de Urgencias. Como os he comentado alguna vez, dividimos la noche para dormir: si todo va bien de 00:00h - 04:00h el R2 y R3 se van a dormir, y los pequeños (generalmente 3  R1) se quedan con el R4 supervisor en la urgencia y el adjunto hasta que se vaya. Después de 04:00h - 08:00h viceversa, el R2 y R3 se quedan solitos ante el peligro y el resto se sube a dormir. 


Primera guardia "de mayor"  ( 3 Junio 2014 )
Da un poco de miedo pues estás "casi sólo" aunque si pasa algo grave siempre está tu compañero y se puede llamar a quien sea. Pensaba que el hecho de irme a dormir y tener que levantarme a media noche iba a ser horrible, pero sorprendentemente me ha gustado más este turno, pues se agradece descansar las piernas esas primeras horas de la noche cuando estamos ya tan cansados, aún sabiendo que luego hay que volver a la carga unas horitas más... 

Pero esto fue durante el verano pues las guardias de Puerta se acabaron para mí hace unas semanas cuando empecé mi rotación en Neonatología, lo que en mi hospital llamamos la "REA-trans". Un mundo nuevo, los neonatos, en el que estaré haciendo guardias durante 6 meses, dejando la Urgencia abandonada hasta mediados de Marzo que vuelva a bajar... Pero esto ya es otra historia, y no quiero ser pesada... continuaré otro día!

Me alegro de volver...    :)

P.D: Un fonendo en Villamocos. Blog de una gran compañera. Madre y pediatra. Reciente en la blogosfera sanitaria. Os gustará.

jueves, 2 de octubre de 2014

Vídeo Novatadas Pediatría La Paz 2014

Aquí va el vídeo recopilatorio de las novatadas de pediatría de este año!
Para el recuerdo de nuestros nuevos residentes, con todo el cariño, espero que os guste!

 

miércoles, 2 de julio de 2014

Sesión Nefrología Pediátrica: ITU y RVU

Os dejo la última sesión clínica que he preparado, esta vez de Nefrología Pediátrica. Ya os contaré más adelante, porque es una rotación que me está gustando mucho :) 
¡Buen comienzo del verano a todos!

 

lunes, 23 de junio de 2014

Novatadas Pediatría La Paz 2014

Que siga el buen rollo por aquí :)

Picnic en el Retiro, disfraces y juegos por el hospital, actuaciones con cante y baile... Y mucho humor! 
Así da gusto :)

Esta vez hemos sido los anfitriones de las Novatadas, y lo he pasado tan bien como el año pasado en las nuestras.

Bienvenidos, una vez más, a Pediatría en el Hospital La Paz ^^) 


jueves, 5 de junio de 2014

Después de 4 años...

... necesito un tiempo.

A punto de cumplirse el 4º Aniversario de este blog para el que tan sólo quedan 10 días... una sensación un tanto agridulce viene a empañar la celebración del mismo. No pensé que escribiría esta entrada tan pronto, pero ha llegado el momento de hacer una pausa. Estoy bien, tan solo un poco triste de tomar esta decisión, que por otro lado creo es la más acertada.

Durante todos estos años he utilizado como diario esta web, intentando plasmar mis sensaciones desde los últimos cursos de la carrera, las prácticas, la graduación, pasando por la preparación del "temido MIR" hasta el reciente primer año de residencia. Como todo en esta vida, hay posts que gustan más que otros, algunos causan algo de polémica durante un tiempo y otros se quedan en unas simples líneas que poca gente lee o presta atención. 

Mi opinión personal y libre, creo que siempre educada, sin dar nombres y sin faltar el respeto a nadie, nunca me ha traído problemas o malentendidos de ningún tipo, parece ser que hasta ahora. La finalidad del blog ha sido desde el inicio mostrar mi visión subjetiva y personal sobre mi camino en el mundo de la medicina, ayudando a los que vienen detrás a entender un poco mejor esta forma de vida. Intento, aunque a veces me cuesta, ser positiva la mayor parte del tiempo, veo el lado bueno de las cosas, me considero trabajadora y luchadora, por supuesto, y también sincera. Me gusta resaltar los puntos fuertes y débiles de las vivencias por las que voy pasando, no todo es siempre perfecto y creo que hay muchas cosas que se deberían cambiar en diversos aspectos para tratar de mejorar en el futuro. Pero las críticas no le gustan a nadie, es obvio. Y menos cuando se hacen públicas y las lee tanta gente. Esto es lo que ha pasado con esta entrada que publiqué el 26 de Febrero dando a conocer los pros y los contras de hacer la residencia de pediatría en La Paz, donde por otro lado, aviso ya en las primeras líneas que se trata tan solo de mi opinión personal y que por supuesto otros compañeros podrán aportar visiones distintas. Parece ser que parte del servicio de Cirugía Pediátrica se ha visto ofendido por mis comentarios y quieren hablar del tema en la comisión de docencia o en la de guardias del hospital, no sé, como tampoco sé con qué intención, porque a mí directamente aún no se me ha informado de nada.

Sigo pensando lo mismo a día de hoy. Pero me surgen por supuesto las dudas del rumbo que puede llegar a tomar este tipo de situaciones llegado un momento como este, y creo que lo mejor que puedo hacer es frenar... Sí, necesito un paréntesis, quizá me venga bien un pequeño distanciamiento para ver las cosas con calma. ¿Por qué? Por mi salud mental, principalmente. Me gusta vivir tranquila y feliz y quiero evitar malos entendidos y nuevos conflictos. Esto no es un periódico de difusión, ni un foro, no necesito ni quiero crear problemas o discusiones de ningún tipo, ni mucho menos dar pie a que lo que aquí publico con intención de ayudar a otros, se utilice para hacerme daño. Tampoco voy a cambiar mi forma de ser y no quiero "sesgar" el contenido del blog, publicando sólo lo bonito y silenciando lo que no me gusta o lo que creo que no se hace adecuadamente para que otros no se molesten.  

Por supuesto, no cerraré el blogSeguirá abierto para todos vosotros, abierto a sugerencias, a comentarios, preguntas y dudas. Seguiré contestando vuestros comentarios y emails por privado como hasta ahora, ayudando en lo que buenamente pueda... pero dejaré de publicar abiertamente, al menos de momento, pensamientos y vivencias personales.

Mis mejores deseos para todos aquellos que estáis comenzando la residencia en estos días, seguro que poco a poco os vais sintiendo más cómodos y seguros. Mucha suerte a todos los que en estos días empezáis a estudiar el MIR, es una etapa dura pero pasará antes de que os deis cuenta. 

Y un abrazo enorme a todos y cada unos de vosotros, queridos lectores y amigos, que estáis detrás de la pantalla día tras día, me atrevería a decir que "prácticamente a mi lado", formando una parte tan importante de mi vida. Gracias por todas las muestras de cariño recibidas durante estos 4 años, que se siguen sucediendo aún más intensamente en los momentos de flaqueza, me habéis hecho sentir muy especial, de verdad. Gracias por todo.

Seguiré por la blogosfera y las redes sociales, pero un poquito más en la sombra  ;)