sábado, 26 de diciembre de 2015

Felices Fiestas 2015... Sueño y Realidad

En estos días tan especiales...

Os deseo que siempre mantengáis la Ilusión.
Que confiéis en la Magia.


Os deseo, que por muy difíciles que parezcan las cosas... nunca dejéis de soñar.


Os deseo, que disfrutéis de los momentos en Familia, por los que están en la mesa y por los que faltan.



Os deseo,

Alegría
Ilusión
Salud
Paz 
Amor






De todo corazón,


Felices Fiestas.




martes, 15 de diciembre de 2015

Luz en los momentos de oscuridad

Días en los que te sientes desbordada, inútil, impotente, sin saber cómo actuar… Guardias que se complican de forma repentina… Momentos en los que piensas si de verdad vales para esto, si puedes ver a los niños sufrir tanto… o si sería mejor haber hecho magisterio… 
Inseguridad, inexperiencia, agobio… ganas de llorar… 

Y llegan las 8 de la mañana y tras 24 horas de guardia, antes de irte a casa pasas a reevaluar a un último paciente… 
Los papás te dan las gracias por haber estado pendiente de su pequeño durante toda la guardia… 
Y te regalan bellas palabrassu mejor sonrisa de agradecimiento y un décimo de lotería de Navidad deseándote la mejor de las suertes :)

 Detalles que significan tanto. 

 Gracias papás de Dancho por endulzarme una guardia tan amarga.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Urgencias Pediátricas en el Puente de Diciembre = Infierno ¿Tolerable?

Dicen que un residente de Pediatría no sabe lo que es "su profesión" hasta que no vive en sus carnes las guardias de Urgencias del puente de Diciembre... Es así. Todas las guardias del periodo invernal son fastidiadas... unas más que otras... pero en el puente se alinean los astros y en la Urgencia del Infantil explota todo :P

A mí me ha tocado este año y puedo decir que... Prueba superada! Doblete intensivo de guardias de 24 horas (Domingo y Martes...) y sin librar hoy miércoles por el curso de Cuidados Intensivos que tenemos por las mañanas al que no podemos 
faltar. Con 3 cafés esta mañana y sujetándome los párpados pero... ¡Soy una más... ResiSuperviviente!


Y tengo que decir que no ha sido tan horrible... 
Bueno sí, lo ha sido... un Infierno... 250 pacientes de media al día, listas de espera de 4 horas; hospital colapsado sin camas, traslados de pacientes por todos los hospitales de Madrid; boxes colapsados por sospechas de tos ferina; box de aerosoles (enano) lleno hasta los topes de niños, de padres y de virus obviamente... (dichosas bronquiolitis) pero lo he llevado bastante bien por la buena organización y el trabajo en equipo que hemos tenido (al menos así me ha parecido en mis guardias).

Ya os he contado en muchas ocasiones como distribuímos nuestras guardias (residentes, el R4 supervisor y un adjunto). Actualmente los días festivos hay otro adjunto más de refuerzo. En guardias igual de malas, es básico y marca la diferencia el cómo se gestione el tiempo, la colaboración entre compañeros, el ambiente de trabajo y los periodos de descanso.

Todos nos agobiamos en estas guardias; hay un estrés continuo a nuestro alrededor; además contamos con la gran limitación de una infraestructura física ENANA que es una vergüenza para un hospital como La Paz, un box mínimo de observación con 2 camas y 5-6 cunitas: (os recuerdo: 250 pacientes al día = 2 camas) Vemos pacientes por los pasillos... es complicado manejar el espacio y trabajar en condiciones. Por no hablar del colapso de camas y la negación de abrir más camas y contratar a personal para cubrir asistencia cuando día tras día tenemos que trasladar pacientes... Esto es así.
Si además, le sumamos ambiente de negatividad, histeria y locura, estamos perdidos.

Cuando influimos en este último punto de forma positiva (ambiente) cambia todo y hace que una guardia infernal... se convierta en una guardia dura, intensa pero bien llevada. Por eso, para mí no ha sido tan horroroso trabajar este puente y debo dar las Gracias a todos los compañeros que lo han hecho posible: en primer lugar a los adjuntos que hemos tenido y R4 (súper) por mantener la calma y organización; por trabajar sin parar y ver niños como los residentes hasta la madrugada además de ocuparse de la gestión y la burocracia; por respetar los turnos de descanso (desayuno, comida y cena) más breves, en lugar de 1 hora y 2 turnos, pues 30-40 minutos y 3 turnos; además de periodos de descanso a media tarde (en lugar de media hora pues 5-10 minutos para tomar el aire de forma individual). Y si lo resalto es porque esto no se puede decir todos los días. Gracias a los compis residentes que han trabajado como jabatos a pesar del cansancio y a los resis peques por aguantar el tirón a pesar del "miedo" que se trae en el cuerpo sólo por ser R1 y sin perder el buen humor. Gracias a enfermería y auxiliares que nos han ayudado a "encerrarnos en boxes" y nos iban pasando pacientes, desvistiéndolos, tomando constantes para ganar tiempo y agilizar... además de colarnos algún zumito para no quedarnos secos! Ojalá fuese así siempre!

Gracias al buen equipo en general por esas frases de ánimo entre pasillos, que son frases hechas quizá sin contenido.... pero suben el ánimo y motivan al personal "Vamos qué podemos" "Ya queda menos" "Estamos trabajando bien chicos"; por esas sonrisas nerviosas cuando el caos se apodera de todo... Gracias por las patatas y chucherías que dejáis en la mesa y nos evitan la hipoglucemia!

En fin... Parece que estoy con Síndrome de Estocolmo... xD Pero es así...

Muerta de cansancio pero satisfecha con el trabajo realizado y cómo lo hemos llevado a pesar de las adversidades.
¡Buen equipo!



P.D. Para saber un poco más de la Bronquiolitis:

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Rotación Gastroenterología Infantil (R2)

(...) Recordando la última rotación por la que pasé como residente de 2º año: Gastroenterología Infantil. (Marzo-Abril-Mayo 2015).

Una rotación que me gustó muchísimo y de la que salí muy contenta tanto por la diversidad de patología que se ve en el Servicio, como por el ambiente y el buen trato que se nos da a los residentes. Tanto es así que, como también me gustó mucho la rotación por Hepatología, y me he quedado con ganas de pasar por Nutrición que en nuestro hospital son unidades independientes... creo que escoger como subespecialidad pediátrica Gastroenterología (con su rotación complementaria en Hepatología y Nutrición) será para mí la opción ideal para formarme durante mi 4º año de residencia. Tenemos la reunión definitiva dentro de unos días para elegir la subespecialidad pero ya hace tiempo que lo tengo claro :) 
Aún tengo que pasar por las UVIs (acabo de comenzar en intensivos pediátricos) y todos los compañeros dicen que son especialidades que enganchan... pero aunque me gustase el paso como rotatorio en cuidados intensivos, sé que mi personalidad no encajaría en ese perfil tantísimo como para que cambiase de opinión y quisiera dedicarme a ello. Así que la decisión está tomada, y si no hay problemas de última hora... profundizaré en el tubo digestivo pediátrico el próximo año :D

La rotación de R2 se divide en dos partes muy diferentes: 
-Consulta: Pasé el primer mes y medio por allí y estuve comodísima. Motivos de consulta la mayoría sencillos, adecuados al manejo de Atención Primaria: intolerancia a proteína de leche de vaca, vómitos, diarrea, dolor abdominal funcional, estreñimiento, enfermedad celíaca, reflujo gastroesofágico... Temas sencillos pero claves en pediatría. Y luego también numerosos casos interesantes y de seguimiento más complejo, síndromes, pacientes crónicos... Como en la mayoría de las consultas, historia y exploración de los pacientes nuevos y las revisiones y posteriormente comentar con el adjunto la actitud a seguir y la necesidad de pruebas complementarias. Genial la docencia impartida con cada paciente por parte del adjunto, día tras día. Además, podíamos ver los resultados con él (cuando no había mucha lista de espera) y se nos comentaban casos interesantes.
Es en una de las rotaciones donde creo que más "independencia" se consigue a la hora de tratar con los pacientes, a pesar de que se consulta todo, al final se acaba cogiendo seguridad a la hora de manejar distintos tipos de pacientes y tomando decisiones propias, y eso gusta. Además, en mi caso tuve suerte porque estuvimos pocos rotantes a la vez (un coR y yo con una rotante externa de Perú (majísima por ciertooo que nos traía comidita rica peruana ;) ) por lo que pasábamos la consulta prácticamente solos o en pareja, no como en otros servicios en los que estamos 5 personas en una misma consulta. Si bien es cierto que depende de los meses y de la gente que haya en ese momento en el Servicio.

-Planta: la segunda parte de la rotación, otro mes y medio. Muy difícil. Manejo de pacientes con brotes de enfermedad inflamatoria intestinal, pseudoobstrucción, malrotaciones, reagudizaciones en pacientes crónicos, manejo de la nutrición enteral y parenteral... Y lo más complejo del servicio y de casi todo el hospital infantil: comprende la unidad de rehabilitación intestinal y los pacientes con trasplante multivisceral (único Centro en España donde se realiza) lo que añade un grado de complejidad extremo a la rotación.
Es por ello, que en la planta siempre estamos con los adjuntos, se hace un pase todas las mañanas se comentan los pacientes, y después al pasar visita también se toman las decisiones en conjunto, aunque siempre cada adjunto tiene asignados unos pacientes, los llevan en "consenso" Se hacen sesiones semanales con el Servicio de Cirugía Pediátrica que es esencial para el manejo de estos pacientes. Nosotros los residentes, pasamos los evolutivos, historiamos, realizamos informes e intentamos aprender todo lo posible sobre los cálculos de pérdidas de líquidos, parenterales y sueros varios. Pero es prácticamente imposible asimilar tanta información en un mes y medio. 

Además, también se ven interconsultas de pacientes externos, de Neonatología, de Cuidados Intensivos... etc.  Y en alguna ocasión, aunque no frecuentemente, también pudimos observar la realización de técnicas intervencionistas: endoscopias, colonoscopias, ileoscopias en pacientes trasplantados... aunque todo esto es más anecdótico y restringido para los R2 y más específico para residentes de especialidad y adjuntos jóvenes.

Una especialidad como podréis imaginar muy amplia, muy completa, por un lado con su parte bastante general, básica para el pediatra de Centro de Salud por los motivos tan frecuentes de consulta que se ven. Y por otro lado con patología muy compleja y extremadamente interesante, quizá por el sesgo añadido como siempre que tiene trabajar en este hospital en el que se reciben todos los casos raros, extremos y de difícil manejo, que hace que el día a día sea tan peculiar. Supongo que en hospitales más pequeños el groso de la Gastro será la patología sencilla... pero bueno, hay que aprovechar la oportunidad de tratar con pacientes complejos aunque sea díficil y a veces nos sintamos, al menos yo, perdidos completamente.
No pretendo ser una eminencia en Aparato Digestivo ni experta en el trasplante multivisceral... que me parece algo inalcanzable... pero intentaré aprender todo lo que pueda por lo menos para formarme bien de cara a la pediatría general.

Aquí os dejo el enlace de la sesión que di durante la rotación:
Sesión Estreñimiento en Pediatría.    (Como véis me fui a lo sencillito :P)

Y hasta aquí por hoy. Ya os contaré más cosillas cuando tengamos la decisión tomada oficialmente ante los tutores y se comiencen a formar las rotaciones de R4 :)

P.D. Me queda comentaros toooodo el paso que llevo como R3: Neurología, Endocrinología y Dermatología (esta última breve optativa de un mes). Ahora estoy comenzando en Cuidados Intensivos Pediátricos, por ahora con los cursos de iniciación. Todo un mundo... con miedo e inseguridad como siempre frente al cambio... pero con ganas de ver como va todo. Espero no agobiarme mucho :O

¡Un abrazo!

lunes, 30 de noviembre de 2015

Felices 28 :)

Hoy, mejor que nunca.
Disfrutando del paso del tiempo. Viviendo intensamente.

¡30 de Noviembre! 

Gracias por seguir por aquí :)