jueves, 24 de abril de 2014

Guardias en Hospital Infanta Sofía

Tras 5 guardias realizadas en el Hospital Infanta Sofía (hospital de los nuevos, en el norte de Madrid), puedo daros por fin mi visión sobre esta parte del rotatorio del R1 de pediatría en La Paz. Por ahora, muy positiva :)

Puede parecer raro que, estando en un hospital tan grande con todas las subespecialidades pediátricas habidas y por haber, tengamos que hacer guardias en otro hospital más pequeño. Esto se lleva haciendo en los últimos 3 años para aumentar el número de guardias de los residentes de primer año, ya que al pasar de 16 a 20 en las últimas promociones, parecía que se iban a quedar cortos con los puestos a cubrir en La Paz (nada más lejos de la realidad... ahora tenemos que vender guardias a los mayores porque no podemos cubrir 8 guardias cada uno). Entonces se propuso realizar guardias en este nuevo hospital durante 2 meses, de tal forma que, cada grupo de rotación de R1 (5 personas) que finalizara su rotación por Urgencias en La Paz, pasaría a realizar algunas guardias en el H.I. Sofía en los siguientes 2 meses (generalmente se comienza en Octubre). 
Esto conlleva opiniones de todos los tipos. Algunos creen que es un inconveniente, otros una ventaja. Algunos odian estas guardias, otros no tanto. Algunos piensan que es un infierno y otros que se está muy bien allí. ¿Por qué? Porque como se realizan en épocas diferentes, tanto "de estación del año" como de "tiempo en la residencia" la percepción del trabajo allí es muy distinta.

Yo os cuento como siempre mi visión que puede distar de la de mis compañeros. 

Es un hospital nuevo con instalaciones estupendas. La Urgencia es increíblemente bonita y espaciosa (comparada con el cuchitril enano que tenemos en La Paz) Hay varias consultas para ver a los niños, de modo que cada médico tiene su consulta, te acomodas allí y tienes de todo, no tienes que estar de un lado para otro. Además, hay un box sólo para tareas de enfermería, otro para aerosoles, otro para pacientes críticos; Otro box para pacientes "aislados", otro para neonatos con infecciones respiratorias, otro para neonatos sin infecciones respiratorias... y así puedo seguir... Además, hay varias camas de observación, cada una en una habitación diferente individual para cada paciente. Y... la cafetería tiene una comida riquísima :P
Durante la guardia cada día hay 2 adjuntos y 1 de refuerzo de tarde, que están para toda la pediatría, tanto la Urgencia como la planta y paritorio. (Los findes y festivos son 3 adjuntos todo el día) Son en su mayoría gente joven, que acabaron la residencia hace pocos años, y un gran porcentaje fueron residentes de la Paz en su día con lo que son majos, nos cuentan anécdotas pasadas y nos tratan con sencillez (siempre hay contadas excepciones) Nos supervisan igualmente todos los niños, y nos firman el informe.
Inconveniente estructural: el residente duerme en una habitación pequeñísima con literas, compartiendo con 3 compañeros, desconocidos. Acostumbrados a tener nuestra súper habitación en La Paz, que aunque ruinosa, sólo se comparte con un coR o se duerme sólo la mayoría de veces... pues es un punto negativo ;p. Eso sí, el cuarto está en el mismo pasillo de la Urgencia con lo que no hay que desplazarse apenas (mientras que en la Paz tenemos que subirnos a la planta 14... para unas prisas...)
Además el hospital está "lejos"de Madrid (centro), con lo que el simple desplazamiento ya acarrea un inconveniente. Yo me estoy llevando el coche estos días y no tardo mucho, pero si tuviera que irme en transporte público como normalmente voy a diario, tardaría casi 2 horas en llegar a casa...

En cuanto a las guardias en sí, a mi modo de ver, he tenido buena suerte. Como mi última rotación de R1 está siendo precisamente la de Urgencias, mi grupo es el último en pasar por este hospital, cubriendo así los meses de Abril y Mayo.
Esto implica que, por un lado, llevamos ya varios meses trabajando, con unas 45-50 guardias a nuestras espaldas por lo que aunque seguimos siendo pequeñajos, nos tiemblan las piernas ante casos graves y tenemos que preguntar bastantes dudas, el manejo de los casos sencillos lo hacemos con mayor soltura que hace 6-7 meses cuando fueron nuestros primeros compañeros, simplemente por una cuestión de tiempo.
Por otro lado, no es lo mismo una guardia de primavera como estoy haciendo yo... que una del puente de Diciembre. Esto es claramente la mayor diferencia. Os puedo decir simplemente, que la primera guardia que hice allí el 6 de Abril fue horrorosa... no paré de ver niños y me acosté a las 5:30h sin parar nada más que para comer y cenar en menos de media hora... pero el resto han sido muy buenas; sobre todo el triplete que hice en Semana Santa (lunes-miércoles-viernes) no me cansé en esos 3 días ni la mitad que en una guardia mala en La Paz. Así que imagino a mis compañeros en pleno invierno con todas sus guardias malísimas... sin poder parar, allí solos... y entiendo que muchos hablen horrores del hospital.

Por otro lado, aunque nos acogen bien, es cierto que el residente se siente un poco "solo". No tienes compañeros con los que charlar, y aunque la gente es maja, y las enfermeras encantadoras y te dan conversación, no es lo mismo que estar rodeado de los tuyos.
La noche...se hace muy larga y generalmente se duerme menos. Los adjuntos se dividen la noche entre ellos, y el residente cubre siempre la primera mitad de la noche. Es decir, en una guardia de fin de semana, por ejemplo, que todo va bien, los adjuntos se dividen de 00:00h a 03:00h; otro de 3:00h-6:00h y otro 6:00h-9:00h. Mientras que el residente cubre la primera mitad entera, hasta las 4:30h. Generalmente el adjunto se marcha a dormir si todo está tranquilo. Nosotros podemos irnos a dormir si queremos, sabiendo que ante cualquier niño que venga la primera llamada es para nosotros, o aguantar despiertos hasta el final del turno. Algunos adjuntos quieren que les llames ante cualquier paciente; otros confían ya en nosotros y si viene una chorrada y no tenemos dudas no hace falta que les despertemos.
Los primeros días aguanté del tirón; los dos últimos como no venían niños me fui a dormir sobre las 2h; la primera noche me llamaron y me tuve que despertar para ver un par de niños. Pero hoy que ha sido la última he dormido del tirón desde las 2:30h sin una llamada :D:D

A pesar de las pequeñas pegas, creo que es una experiencia positiva para conocer un sitio nuevo, ver distintas formas de trabajar; aprender a ser más responsable e independiente y espabilar un poco. Estamos muy mimados en ese aspecto en La Paz, demasiado protegidos de R1 y luego quizá el cambio a R2 sea un tanto brusco (no lo sé realmente, ya lo veré..)  Por lo menos con estas guardias, aunque brevemente, vamos sintiendo lo que es estar sólo aunque sea unas horas, para ver un paciente sin nadie al lado, antes de que baje el adjunto, o incluso verlo sólo sin supervisión; cosa que en un mes tendremos que hacer de rutina en las guardias cuando seamos "mayores" :)
  
No me enrollo más, que estoy saliente y un poco desfrontalizada :P Aprovecharé la mañana (ya que no tengo sueño) para terminar de preparar la próxima sesión clínica que daré en breve en Urgencias (ya os la colgaré)

En Mayo seguiré haciendo guardias allí, unas 3 o 4 según me toquen :) y espero que vayan tan bien como las que ya he hecho.  Os seguiré contando!!

P.D: Enhorabuena de nuevo a todos los R0 que estáis consiguiendo ya vuestras plazas!!! :)

martes, 15 de abril de 2014

Nuevos Residentes

¡Ya tenemos por fin el nombre de los 20 nuevos residentes de Pediatría del Hospital La Paz!

¡¡¡¡Enhorabuena y Bienvenidos!!!! :D


Emoción y nervios me remueven estos días al recordar aquellos momentos únicos que se viven en el momento de la elección... 
Me alegro muchísimo por todos los que habéis estado ahí detrás de la pantalla durante toda la preparación contándome cómo os iba... y ahora me comentáis felices que habéis conseguido vuestro sueño. 
Mucha fuerza y ánimo para los que aún os toca esperar un poco. Os deseo toda la suerte del mundo para los próximos días. Espero seguir recibiendo mensajitos para saber que os ha ido bien y estáis contentos con vuestras respectivas plazas. 

Ahora sí que sí, plaza en mano, toca descansar este último mes antes de comenzar una de las mejores etapas de vuestra vida :)

Bienvenidos a la Residencia.

miércoles, 2 de abril de 2014

La especialidad más bonita que existe

Os quedan algo menos de 2 semanas para elegir, por fin, vuestro camino. La puerta de la Residencia se abre ante vosotros y a pesar de que lleváis tiempo dándole vueltas a la elección, todavía aún, dudáis con alguna que otra especialidad, no tenéis claro si una ciudad u otra, si aquí o allá...
Durante todos estos meses os he ido dando algún que otro consejo sobre cómo afrontar el MIR, cómo preparar el examen.. así como algunas pautas o pistas a la hora te tantear el terreno para la elección: 

Os hice una entrada larguísima sobre mi visión como R1 de Pediatría en el Hospital La Paz, animándoos a que vengáis aquí ;) 
Pero realmente, en ningún momento os he hablado de la especialidad de Pediatría como tal. Es cierto, no sé por qué, he dado por hecho que todos ya sabéis mi opinión sobre la misma y el por qué la elegí y me he saltado ese paso. Desde que abrí el blog como estudiante, he ido dejando huella de mi interés por la pediatría.
Octubre 2010: Predestinada.
Diciembre 2011: Me ha elegido... ella a mí.
Marzo 2012: Una etapa más. Urgencias La Paz como estudiante de 6º :)

Además, con la cantidad de vídeos que hay sobre las jornadas postmir he dado por supuesto que mi opinión sobre la especialidad ahora mismo, desde mi corta experiencia, no era muy necesaria.  

Pero llegado el momento, ante la gran demanda de mensajes que estoy recibiendo por vuestra parte, si os puede ayudar en algo, aquí van unas pinceladas de lo que pienso sobre las preguntas que me hacéis acerca de la que es la especialidad más bonita que existe :) Ya sabéis, opinión subjetiva totalmente y sesgada por mi forma de pensar.


Pediatría es sin ninguna duda (para mí) la especialidad más bonita que existe y eso es debido principalmente, entre otras muchas cosas, a sus pacientes. Los niños son lo mejor. El mejor paciente que puede encontrar un médico, pues, salvo en raras ocasiones (niños mayores traviesos) el niño nunca miente. Y por eso, lo que a priori parece complicado por el tópico"el niño sólo llora y no habla, qué difícil" al final te acaba dando muchísima información sólo viéndole y explorándole. 

El niño que viene por mocos, grita y patalea con fuerza en la camilla porque tiene miedo, pero que segundos antes le has visto jugando y correteando en la sala de espera con su padre, ese niño está bien casi seguro. 
El bebé que no tiene ni fuerzas para llorar, que está quejoso, no come, y llora sin lágrimas porque está deshidratado: ese bebé está malo y te das cuenta enseguida. Por ello, el miedo que se crea en un principio al elegir o al comienzo de la residencia con ese tipo de cuestiones, se va borrando a los pocos meses, de verdad. 

La gran mayoría de la patología aguda infantil es banal. Y eso puede ser visto como un punto negativo sobre todo a la hora de estar en urgencias o en un centro de salud. Pero tiene su lado bueno, y es que esa patología banal se cura, rápido. El niño enferma y se recupera, y eso es realmente muy agradecido.
Es cierto que hay cosas muy duras en pediatría. Y los enfermos crónicos, o los agudos con patologías graves son muy complicados de llevar. A mí me imponen muchísimo. En alguna ocasión he tenido que salir de una habitación con lágrimas en los ojos por no poder aguantar y he llegado a casa con un sentimiento de angustia... ¿Cómo explicar...? Nos pasa mucho. Ser sensible no es malo. Hay que saber canalizar las emociones en cada momento, pero creo que un pediatra sensible, es un pediatra con empatía, y con la capacidad de ponerse en el lugar de sus pacientes, algo que yo creo es una virtud, aunque en ocasiones se sufra un poco. 

Los padres... son una parte fundamental de la relación médico-paciente pues son los que os van a contar el problema en la gran mayoría de casos. ¿Son horribles? ¿Son monstruos? ¿Unos pesados? No. La mayoría son comprensivos y son amables. Pueden estar asustados porque no saben qué le pasa a su bebé, pero si te pones en su lugar y les explicas las cosas con claridad, pueden ser verdaderamente muy agradecidos. Algún caso hay de conflicto, claro, por supuesto. Pero pensad que en medicina, en casi cualquier especialidad se trata con los familiares de los pacientes, y en ocasiones, la suegra de la mujer que está en paritorio en Ginecología, o la mujer del señor que está ingresado en Interna, o los hijos del ancianito que está en la UVI a punto de fallecer, pueden ser tan demandantes y tan complejos (o mucho más...), como los padres de un niño de 5 años. 

En ocasiones se piensa que la pediatría es simplemente la medicina de familia de los niños y ya está. Y eso no es cierto. La pediatría es mucho más. Sí que tiene un componente muy fuerte la atención primaria, por supuesto, es esencial el manejo del niño en ese aspecto y creo que el pediatra de Centro de Salud es el pilar principal para el paciente pues es el que sigue al niño desde su nacimiento y durante todo su desarrollo. Pero el pediatra también debe ser un buen internista, para manejar los niños ingresados en la planta. También un buen intensivista para llevar los pacientes en la UCI. Hay que tener nociones de neonatología, pues los recién nacidos, y ya no digamos los prematuros, son un mundo a parte.

La Pediatría requiere una formación continua importante y un conocimiento amplio muy generalista de todo el conjunto de patologías que puede tener un niño. Existen a su vez todas las especialidades posibles dentro de la pediatría, numerosas ramas en las que se puede profundizar si se quiere. Técnicas, intervencionismo... Hay miles de opciones, pero intentando no perder de vista que la atención global del paciente es la que prima.  

Una especialidad que te permite saber un poco de todo y quedarte en la parte generalista o profundizar en una subespecialidad e indagar hasta el más mínimo detalle de la enfermedad más rara que exista. Saber manejar un paciente tanto en una consulta como en una unidad de cuidados intensivos; explorar con las manos y un simple fonendo, o realizar punciones lumbares, ecocardios, intubaciones, coger vías centrales... Posibilidad de trabajo en Atención Primaria y en el Hospital... 

Por todo ello y por mucho más... 
La Pediatría es la mejor especialidad :)


jueves, 20 de marzo de 2014

Rotación en Infecciosas - R1

He tardado algo más de lo previsto en publicar esta entrada que dejé a medias en su día, pero aquí esta. Rotación finalizada por el servicio de Enfermedades Infecciosas. Dos meses (Enero y Febrero) que se pasaron muy rápido.

La mayor parte de la rotación se centra en la planta de hospitalización, y una vez a la semana Consulta. He estado cada mes con un adjunto, cada uno pasaba la consulta un día diferente de la semana.

La planta anteriormente estaba separada digamos "administrativamente" del resto de pacientes de pediatría general (servicio por el que pasé a principios de la residencia), pero desde hace ya algunos meses se ha producido una fusión de ambos servicios, de tal modo que ha pasado ha denominarse "Servicio de Pediatría Hospitalaria, Enfermedades Infecciosas y Tropicales" Todo junto. Esto a efectos prácticos, ha provocado que en los meses de gran demanda asistencial sobre todo por patología respiratoria, no exista una división exacta de los pacientes y por ello, la principal patología que he podido atender en la planta ha sido la misma que en la anterior rotación: bronquiolitis, broncoespasmos, síndromes febriles, gastroenteritis... Algo más infeccioso: alguna neumonía, celulitis orbitaria y sinusitis, alguna enfermedad de Kawasaki... pero lo que se lleva la palma han sido los numerosos casos de Gripe A que ingresaban prácticamente todos los días.
He notado una diferencia (positiva) con respecto a la primera rotación, pues ya sé más o menos el manejo de los cuadros básicos, dónde están las cosas por el hospital, me siento más segura a la hora de historiar a un paciente, explorarle, comunicar a los padres mi criterio y la actuación a seguir... y consensuar con el adjunto el manejo posterior. Por lo que en ese sentido creo que la he aprovechado más. Como anécdota (chorrada), realicé yo misma una prueba de tuberculina (Mantoux) a un pequeño con probable contacto tuberculoso.

Por otro lado, también pude asistir numerosas interconsultas que realizaban desde el servicio de Cuidados Intensivos Pediátricos sobre paciente pluripatológicos que consultaban por temas variados de manejo antibiótico: sepsis, infecciones por pseudomonas, colonizaciones... Casos curiosos muy complejos para entenderlos aún completamente.

Nuevamente, vuelvo a resaltar que la parte que más me llama la atención, es la actividad realizada en la Consulta, y es donde más cómoda he estado. Pacientes que se dan de alta en la planta y necesitan un seguimiento a medio o largo plazo por patologías mucho más interesantes: revisiones de encefalitis por citomegalovirus, enfermedades de Kawasaki, resolución de neumonías necrotizantes, enfermedad de Chagas... una posible Sífilis Congénita, caso que me sirvió para realizar la sesión clínica.





Y por último, lo más interesante sin duda que me llevo de esta rotación, ha sido la Consulta específica de VIH que pude pasar todos los viernes de Febrero (con el adjunto obviamente), donde pude presenciar el manejo, diagnóstico y seguimiento de pacientes nacidos de madre VIH, profilaxis, así como el tratamiento con los distintos fármacos de pacientes infectados por el virus. Un tema complejísimo, que no pensamos en él cuando hablamos de "pediatría"... pero que existe, por supuesto, y para el que hay que estar muy bien formado para poder llevarlo con soltura.

Y esto es todo por hoy. Siento haber tardado tanto en publicar pero entre unas cosas y otras... no saco todo el tiempo que me gustaría.

Ahora estoy en la Urgencia todos los días hasta finales de Mayo. Me está gustando bastante y se ven casos muy chulos, aunque es verdad que es algo cansado atender pacientes continuamente sobre todo el día que tengo guardia y paso las 24 horas en el mismo sitio; pero lo estoy llevando bien por ahora. También porque el volumen de afluencia con las buenas temperaturas se reduce bastante comparado con los meses de puro invierno. Ya os contaré ;)

P.D: Para los que estáis a punto de escoger especialidad y lugar para realizar la Residencia, aquí os dejo el enlace de la entrada que publiqué hace unos días:
  Residencia Pediatría en Hospital Universitario La Paz. 

jueves, 13 de marzo de 2014

Error

Error