miércoles, 4 de marzo de 2015

R-blasto, ¿Te planteas Endocrinología y Nutrición?

Aquí os dejo la tan esperada opinión que tantos me habéis solicitado de una residente de Endocrinología, de parte de una buena amiga y compañera de la carrera, residente del Hospital Puerta de Hierro Majadahonda (¡¡¡Mi querido hospital de prácticas durante la facultad!!!) 
Seguro que os convence a más de uno:

"En primer lugar quería agradecerle a la bloguera Dra Nova, y amiga personal Mimi, que me conceda un huequito en este blog para expresar mi opinión. 

Bueno, os cuento. Distingo aquí dos grupos de “Rblastos” posiblemente interesados en saber cómo es esto de ser residentes de Endocrinología y Nutrición

Para los que lo tenéis clarísimo y ya decidido; queréis ser endocrinos y es vuestra única opción: pues no me cabe otra que animaros, chicos. Yo formaba parte también de ese grupito privilegiado; me enamoré de la asignatura cuando la estudié (con sus feedback y sus pruebas dinámicas, y todo el baile de hormonas subiendo y bajando …) y comprobé después en una rotación voluntaria, que no sólo es un materia bonita de “chapar” y agradecida de asimilar, pues es fisiológica donde las haya, sino que era el perfil de médico que encajaba con mi personalidad y mi manera de ejercer. 

Para la mayoría, que dudáis y que la contempláis entre otras opciones, porque os gusta la medicina en general (se suele dudar con la Interna, con Digestivo, quizá con Derma por aquello de la calidad de vida etc…) deciros cuándo probablemente no debiera encabezar vuestra lista. Independientemente de lo médica y bonita que sea la asignatura importa mucho cómo es el día a día de cada especialista. No os la recomendaría si os gusta la acción, el estrés, el decidir aquí y ahora. Es esta una especialidad de ritmo tranquilo y seguimiento crónico, desarrollada mayoritariamente entre las cuatro paredes de una consulta. No obstante, contamos también con pacientes hospitalizados, entre los que hacen el grueso las interconsultas, pidiéndonos ajustar los “azucarillos” de todo el hospital, y algún que otro paciente ingresado a nuestro cargo, para estudio de su patología (acromegalia, síndrome de Cushing…) 

Si os gusta trabajar con “las manitas”, olvidaos…cero intervencionismo y cero técnicas (en algún centro se empieza a formar ahora en ecografía, y PAAF tiroidea…pero no es lo habitual). Esto para mí supone una gran ventaja, pero habrá a quién le guste también olvidarse de la anamnesis y las analíticas por un rato y ponerse manos a la obra. Os tiene que gustar también el trato directo con el “cliente”. Son pacientes crónicos y normalmente apegados a su doctor, por la interferencia y “latazo” que puede llegar a suponer sufrir una diabetes de por vida. Condición imprescindible para el buen endocrino pues: paciencia y mano izquierda

Sea como fuere, y si se me permite el consejillo os diría que hagáis aquello que verdaderamente os gusta y os motive. Muchas veces uno siente que fue la especialidad quien le eligió a él. 

Si ya sabéis que queréis ser pero aún os falta saber dónde… allá va un pequeño comentario sobre mi experiencia en el hospital donde trabajo. Soy R2 en Puerta de Hierro. Elegí este centro porque, después de currarme el turismo hospitalario y patearme Madrid entero, no encontré nada donde me pudiera sentir tan cómoda como en el “hospi” dónde yo había sido estudiante e hice las prácticas. Os recomendaría que visitéis todo lo que podáis, que preguntéis y preguntéis. Es una elección importante; se trata del lugar donde vais a estar no solo trabajando, sino conviviendo los próximos 4-5 años. Por otra parte tranquilos porque realmente creo que la experiencia y el provecho que cada cual le saque a este período de su vida depende de lo que uno quiera exprimir los posibilidades a su alcance. Y que por otra parte, las circunstancias cambian en cuestión de meses. Sin ir más lejos, en mi hospital ahora corren tiempos convulsos. 

Sí me parece un acierto procurar caer en un hospital grande-mediano, pues es allí donde se verá toda la gama de patología. Cosa que, en caso de optar por un centro más pequeño, se puede compensar con rotaciones libres. 

Quizá, una cosa también a tener en cuenta sea qué hay de las dichositas guardias en cada hospital, y os lo digo porque para mí es el lastre de la residencia. Nosotros no contamos con guardias propias, pues cómo dije al principio, no hay apenas motivos de urgencias. Formamos parte del pool de Interna. No conozco aún endocrino al que le gusten las guardias, el estrés, los horarios anárquicos, y menos, atendiendo patología que vemos solo de vez en cuando, y que afrontamos con cierta (por lo menos yo) inseguridad. Pero es la manera de no terminar debajo de un puente mientras se es residente. Así que yo no dejaría de interesarme por ello cuando preguntéis. Os reconozco que en Puerta de Hierro por ejemplo, dentro de lo que cabe, no son malas del todo, y solemos partir para echar una cabezadita; también las solemos librar (casi) siempre. 

Y me parece a mí que me estoy enrollando un poco…así que termino diciéndoos que os guiéis también por vuestras impresiones ¿Os sentirías a gusto codo con codo con la gente que os recibe? ¿Hay buen ambiente de trabajo? Analizar pormenorizadamente cada aspecto de según que centro está bien, pero no desestiméis posibles corazonadas… y hagáis lo que hagáis y en cualquier punto del país, disfrutadlo a tope; está en manos de uno lo que al final se aprendan estos años…"

Muchísimas gracias Laura por hacer una entrada tan completa que seguro ayudará a todos los que están dudando con esta especialidad :)
Dudas a los comentarios!

Y en unos días, la experiencia de otra compañera y amiga, residente de una especialidad totalmente opuesta a la de esta entrada: Cirugía General.

En post anteriores: 

sábado, 28 de febrero de 2015

R-blasto, ¿Te planteas Medicina de Familia?

En post anteriores: 

Hoy una compañera nos habla de la residencia de Medicina de Familia; y al final de la entrada, experiencias de una R2 y R3 de esta misma especialidad, con blog propio que también os podrán servir :)

"Aquí va mi pequeña aportación sobre la medicina de familia. Yo ya acabé la residencia, hará ahora 3 años. Mi recomendación es que si quieres hacer medicina de familia porque estás convencido, te gusta la atención primaria y el trato con el paciente, no lo dudes. Es una especialidad poco reconocida, y que des de hace años se ha cogido como último recurso al no entrar en otra por no tener suficiente número. Pero hay muchos médicos de primaria convencidos de su trabajo, y que les gusta y disfrutan cada día. 

A mi me encanta mi trabajo en el cap y no he pisado un hospital desde hace 3 años. En resumen, los residentes de familia sirven para todo y han de saber de todo. Por eso para hacer la residencia escoge un hospital mediano o pequeño ( comarcal o de segundo nivel), y basa tu elección por los CAPs por donde vas a rotar, es donde pasamos la mayor parte del tiempo. Pregunta por los tutores, tienes uno asignado que te sigue durante los 4 años y es la persona más importante durante la residencia. 

Que más, las guardias.... ay! hay de todo, pero eres el machaca y lo ves todo, desde R1 a R4. Yo estuve en un hospital mediano, con pocos residentes en el resto de especialidades, y las en las guardias en urgencias de noche todo ( excepto pediatría, ginecología y oftalmología ) pasaba primero por ti, eso tiene una ventaja muy importante, aprendes mucho. Otra ventaja de los hospitales medianos pequeños es que tiene pocos residentes, por lo tanto no sois veinte cada vez que se tiene que ver un caso, o pasar planta, o ver un paciente interesante, o hacer una técnica. 

Depende del hospital rotar fuera es complicado, pero no imposible, yo lo conseguí. En el hospital donde estaba si fallaba un residente el hospital se hundía, por lo que nos limitaba bastante en algunos aspectos y es sin duda uno de los reparos a mi estancia allí, pero por lo demás muy satisfecha con mi elección. 

 Espero que os ayuden mis reflexiones sobre la especialidad. "

Muchas gracias por compartir tu experiencia :)

Además, os dejo por aquí el enlace al blog de un par de Residentes actuales (R2-R3) de Medicina de Familia que también os podrán contestar dudas: Pase de Guardia y El sueño de tener alas

Si alguno de vosotros se anima a contar su visión como residente, de la especialidad que sea, hospital pequeño, mediano, grande... Queréis ayudar y mostrar vuestra percepción de la medicina pero no sabéis como difundirlo... Tenéis blog que queréis dar a conocer o simplemente os apetece dar vuestra opinión de forma anónima como nuestra compañera, mandadme un correo y lo publicaré encantada:
 mirinova87@gmail.com    @Mirinova

lunes, 23 de febrero de 2015

R-blasto, ¿Te planteas Ginecología?

En post anteriores: 

Hoy, aquí os dejo una nueva opinión de la residencia, esta vez doble, gracias a dos residentes de ginecología y obstetricia:

Antes de nada, agradecer a Miriam el darnos esta oportunidad de poder escribir unas líneas y que sean publicadas en su blog. Para mí es un privilegio poder hacerlo. Gracias a este blog resolví muchas dudas durante mi preparación MIR y animo a todos los que os habéis presentado u os estéis preparando que hagáis caso a todo lo que escribe o escribió en su día Miriam porque la verdad es que ayuda y mucho. 

Bueno, aquí va mi pequeña aportación: 
Soy R1 de Gine de un hospital grande, regional. Hasta el año pasado entraban 5 residentes por año y mi promoción ha sido la primera en contar con 4 residentes y las cosas han cambiado un poco, afortunadamente a mejor. Qué decir de esta especialidad. Cuando fui a preguntar lo primero que me dijeron fue que si la Gine no era la primera y única opción no la eligiera porque para elegirla tenía que estar 100% segura. Yo tuve dudas hasta el último minuto precisamente por esto, porque no sabía si era mi primera opción y por supuesto no era la única. Dudé mucho, muchísimo, hasta el final y nunca sabré si por ejemplo en Anestesia o Pediatría, que eran mis otras opciones, hubiera sido más feliz. Tenía buen número y podía haber elegido cualquier cosa en cualquier parte y al final me quedé en mi ciudad haciendo esta especialidad tras meditarlo mucho. La cosa es que a día de hoy no me arrepiento y animo a todo el que esté dudando que no lo haga, que no dude, que si la Gine le gusta, adelante, porque esta especialidad es dura pero compensa y mucho, al menos en lo que he vivido hasta ahora. Lo que más me gusta de la especialidad es lo amplia que es y la de parcelas que tiene. Si te gusta más la parte médica, la obstetricia es un mundo. Cualquier patología se puede ver en una embarazada. Os sorprendería todo lo que podemos llegar a ver entrar en una guardia por la consulta de urgencias. Si te gusta la cirugía, pues también tenemos de eso y si te gusta la Onco, más de lo mismo. También me gustaba mucho lo independiente que podemos llegar a ser solo por manejar un ecógrafo. En la mayoría de las guardias diagnosticamos o al menos lo encauzamos todo, tanto lo obstetrico como lo ginecológico, sin tener que depender prácticamente de ningún otro servicio. Somos bastante autosuficientes y eso es algo que también me llamaba y gustaba mucho de la especialidad. 

En cuanto a las rotaciones, no sé como se organizan en el resto de hospitales porque no fui a preguntar a ninguno salvo en el que estoy pero creo que más o menos será lo mismo. Nosotros rotamos durante el año de R1 dos meses por consulta de monitores (gestaciones a partir de la 37-38semanas), dos meses por consulta de urgencias, dos en planta de puerperas, dos en paritorios, dos en quirófano de urgencias (cesáreas electivas, legrados, ectópicos, etc) y un mes en Centro de Salud.

Durante las guardias somos 3 o 4 residentes, según el día, con 4 adjuntos. El R pequeño se encarga de la consulta de urgencias y observación, el R2 lleva el busca y se encarga de lo que surja en las distintas plantas de hospitalización y está de apoyo para el R pequeño (vemos una media de 80-100 urg diarias con una consulta operativa, a veces dos) y si solo somos 3 el R mediano también se ocupa de partos-qx junto con el R3 o R4. 
Decir también que el mío es un hospital materno-infantil, que depende de un regional pero que los edificios están separados físicamente por varios km, es decir, que no tenemos filtro de policlínica. Vemos todo lo que entra por la puerta de urgencias, todo lo que la mujer considera que pueda ser obstetrico o ginecológico. No tenemos la ayuda y el apoyo de urgenciologos ni resis de Familia. Esto es bueno y también malo: no hacemos guardias de policlínica como otros resis de Gine hacen en otros hospitales. Nuestras guardias son todas de Gine aunque como he dicho arriba vemos de todo y más, hasta la semana 5 que viene por un catarro o porque le duele el dedo gordo del pie derecho. 

Las guardias suelen ser malas y hay noches que no se duerme nada de nada de nada porque hay una gráfica fea, porque el R mayor se mete en una cesarea a las 4 de la mañana y el mediano está haciendo un instrumental a la vez o porque la consulta de urgencias está muy liada. Pero también hay noches tranquilas en las que dormimos sin problema. Y creo que ya me he extendido demasiado. No puedo opinar sobre si es mejor o peor un hospital grande o un comarcal porque no me lo planteé. Quizás para una especialidad como Interna, Familia o Qx general sí lo hubiera hecho pero para Gine preferí quedarme en un hospital grande. Aun así me gustaría poder rotar por un hospital más pequeño y con otra dinámica de trabajo para ver cómo se trabaja en ese ámbito. 

Espero que os haya servido aunque sea de algo. Si queréis más información, escribidle a Miriam y que ella os dé mi correo que estaré encantada de resolver dudas :)

¡Gracias por compartir tu visión!  

-----------------------

2ª Opinión: Hospital Comarcal
Yo elegí esta especialidad porque no imaginaba una "paciente" mejor: una mujer embarazada (que no está enferma per se).
Tuve muchas dudad porque mi pasión era y es la obstetricia pero no era de las típicas friquis que se moría porque en 3º de carrera un cirujano la dejara lavarse en una operación. En definitiva, no me encantaba la parte quirúrgica de la especialidad; eso sí, no me asustaba (aunque sí le tengo respeto, eso no deberíamos perderlo nunca) ni me daba asco. Debo decir que en la residencia es importante aprender a resolver la patología quirúrgica de la especialidad y conforme entras en quirófano, cada vez te gusta más (es sumamente interesante ver que los órganos o los vasos no son de colores como en el Netter), pero que en un futuro si no te quieres dedicar a eso, no lo hagas, que la especialidad abarca tanto que otros campos son posibles.
Yo soy casi R3 de un hospital comarcal. Mi decisión fue por cuestiones personales, aunque tenía posibilidad de acceder a dos hospitales grandes, decidí escoger éste. A día de hoy no sólo no me arrepiento, sino que sigo estando muy satisfecha con mi elección. Al ser un hospital pequeño, todos hacen de todo y la flexibilidad es infinita. No tenemos problema para movernos de nuestro rotatorio si lo necesitamos; no cubrimos a adjuntos (quiero decir, si falta algún resi todo funciona bien y no se cae el hospital ni nada; esto es lo legal y lo que debería ser en todos los hospitales, pero no siempre es así...).
Por supuesto, tenemos que rotar fuera porque en mi hospi no se hace de todo, pero esto no hace sino ampliar el concepto de la especialidad, ver otras formas de trabajar y seguir enriqueciéndote. Por otro lado, no tenemos el mínimo problema en rotar fuera (los tutores no nos ponen impedimentos) siempre que nos acepten en el hospital al que vamos.
En definitiva, yo estoy muy contenta con mi elección, tanto del sitio como de la especialidad. Por supuesto, conociendo los límites de un hospital comarcal y siendo consciente de ello, yo no le veo más que ventajas.

Gracias por tu aportación!

Una vez más, si alguno de vosotros se anima a contar su experiencia como residente, de la especialidad que sea, hospital pequeño, mediano, grande... Queréis ayudar y mostrar vuestra percepción de la medicina pero no sabéis como difundirlo... Tenéis blog que queréis dar a conocer o simplemente os apetece dar vuestra opinión de forma anónima como nuestra compañera, mandadme un correo y lo publicaré encantada:
 mirinova87@gmail.com    @Mirinova

jueves, 19 de febrero de 2015

R-blasto, ¿Te planteas Medicina Interna?

Como os dije en la entrada anterior, recibí la propuesta de publicar en el blog la visión personal de una residente de medicina interna que quería compartir con todos vosotros su experiencia por si os podía ayudar en estos días de confusión con la elección.
Aquí os dejo esta entrada tal cual la recibí en el correo:

Por qué elegir (O NO) un Hospital Mediano

"Quiero aprovechar la difusión que tiene el Blog de Miriam Nova para compartir mi punto de vista sobre el tipo de hospital en el que hacer la residencia.

La especialidad, la mayoría de las veces, a uno “le llama”. Otras veces la calidad de vida, otras veces la tradición familiar. Otras veces el número obliga. Sin embargo tan importante como elegir bien la especialidad a la que la mayoría de las veces nos dedicaremos de por vida, es elegir el lugar donde vas a pasar los cuatro o cinco años sobre los que sentarán los cimientos del resto de tu carrera.

Soy residente de una especialidad generalista, Medicina Interna. Me siento médico general en un hospital, y así se sienten mis adjuntos. Soy residente en un hospital mediano, no comarcal, tampoco de referencia en nada. Somos 35 residentes de Especializada, y los de Familia no llegan a 20 entre todos. Todos nos conocemos, nuestros adjuntos nos conocen. Yo no soy de la ciudad donde trabajo, y por número podía haberme quedado en mi casa para hacer la residencia, pero algo me llamó la atención del hospital que finalmente elegí.

El R5 que salía el año que yo entraba me contó que en nuestro hospital no había residente de neurología, ni de cardiología, ni de hematología… ni de la mayoría de las médicas en las que rotamos. Eso te convierte en la única persona a la que tienen que formar esos especialistas, en el primer candidato a hacer una punción lumbar, una aspiración ósea o una técnica especial. El trabajar en un hospital mediano hace que todo el mundo se conozca, que de una consulta al radiólogo de repente se cree una mini-sesión clínica, que las cosas en general se personalicen.

Otra de las ventajas de hacer una especialidad “generalista” en un hospital mediano es que, al no haber superespecialidades, un internista o un cirujano general tienen que ampliar su grado de saber y saber hacer. En un hospital en el que haya Cirugía Torácica, el residente de Cirugía no pone un tubo de tórax en una guardia. En un hospital en el que haya residente de Neurología, el residente de Interna no ve un ACVA en un menor de 80 años (permitidme generalizar). En un hospital en el que haya cardiólogo de guardia, un residente de Intensivos no ve un infarto. Podría extenderme sobre las ventajas específicas de cada especialidad, pero no es el objetivo de la entrada.

Pero no todo son ventajas en los hospitales medianos y pequeños, ni mucho menos. La primera, que como ya he dicho, todo el mundo se conoce, y eso a veces hace que el hospital se convierta en una especie de Sálvame, a veces malvado, a veces por el aburrimiento propio de estar 24 horas rodeado de las mismas personas. Algo que no sé si es ventaja o no, es que en las guardias de Interna no siempre hay un internista… eso te permite conocer a todos los adjuntos, y tener de guardia un especialista diferente cada día, aunque oficialmente sea “el internista de guardia”. Seguro que también habéis oído que en un hospital mediano los casos raros se te van… esto no es cierto. Cuando un paciente es “raro”, su padecer no sabe en qué provincia vive. Es verdad que algunas pruebas y técnicas las enviarás al hospital de referencia, pero ese paciente volverá y seguirá siendo tu paciente. 

Con todo esto, y para terminar, creo que un hospital mediano (no conozco los verdaderamente pequeños o comarcales) es ideal para hacer una especialidad generalista, por ejemplo Familia, Interna, Cirugía General o Intensivos. Quizás no lo sea para hacer una superespecialidad, ni si tus ambiciones son las publicaciones, las primeras páginas de los periódicos o las grandes investigaciones. No digo que eso no esté bien, entiéndase. Si tu vocación va por otros lares, si lo que te gusta es la medicina general, la familiaridad, quizás tu lugar esté en otro tipo de hospital. No creo que un hospital mediano sea mejor que uno grande, sólo creo que hay que saber dónde uno encaja como persona y como médico.

Escribo estas líneas porque siempre leemos sobre especialidades de primeros números en hospitales de renombre, pero es más difícil que alguien defienda los hospitales modestos, que, en mi opinión están llenos de ventajas y que hoy por hoy en uno de ellos he alcanzado la felicidad como médico. 

¡Gracias Miriam por dejarme este espacio!
¡Ánimo a todos los MIR, os esperamos con ilusión!"

Gracias a ti por querer compartir tu vivencia con los demás :) 

Además, para los que queráis saber un poquito más de la especialidad de Medicina Interna y preguntar directamente vuestras dudas, os dejo el enlace de algunos grandes compañeros blogueros con blog propio que seguro que con sus entradas aclaran a más de un indeciso. Visión del que acaba de empezar... a medio camino y quien está a punto de terminar:

La Residencia Interna (Fer R1)  Mi propia Medicina  (Cris R2
 Una historia clínica  (Anna  R4)

Si alguno de vosotros se anima a contar su experiencia como residente, de la especialidad que sea, hospital pequeño, mediano, grande... Queréis ayudar y mostrar vuestra percepción de la medicina pero no sabéis como difundirlo... Tenéis blog que queréis dar a conocer o simplemente os apetece dar vuestra opinión de forma anónima como nuestra compañera, mandadme un correo y lo publicaré encantada:
 mirinova87@gmail.com    @Mirinova

lunes, 16 de febrero de 2015

R-blasto, ¿Te planteas Pediatría?

A pesar de que aún no han salido las listas oficiales con el número de MIR, ya comenzáis los futuros residentes a rondar por los hospitales preguntando, investigando, sintiendo... para tomar la elección acertada en ese día tan importante. Disfrutad del turismo hospitalario y sacad toda la información que podáis :)

El año pasado publiqué varias entradas sobre este tema así que os dejo por aquí los enlaces para que los tengáis a mano.
Lo primero de todo, tener más o menos una idea de:  ¿Qué preguntar en los Hospitales?
Para los que dudéis entre varias especialidades, unas pinceladas de: ¿Por qué Pediatría? 

Además, también publiqué una entrada bastante completita con todo lo que pensaba que os podría interesar conocer a los futuros residentes sobre la especialidad de Pediatría en el Hospital La Paz. Básicamente mi opinión personal sobre como vi mi primer año, con sus pros y sus contras. 

A día de hoy sigo pensando lo mismo. Estoy muy contenta con la elección que hice y no me arrepiento: si hoy 2 años después, hiciese el MIR, volvería a escoger misma especialidad y mismo lugar. Es cierto que conforme van pasando los meses voy sacando más defectos y veo más cosas negativas que al principio. Evidentemente, cuanto más conoces algo más crítico te vuelves. Pero cualquier hospital al que vayáis tendrá cosas buenas y cosas no tan buenas; no os creáis al que pinte todo de rosa, ni al que lo vea todo negrísimo. Preguntad a varias personas de distintos años, y sacad vuestras propias conclusiones :) 
Como novedad este año entrarán 16 residentes (4 menos que en las promociones previas) y se cambiará el rotatorio, creo que a mejor. No sé muy bien cómo va a ser, así que preguntad para enteraros.

Además, por si estas tres entradas os saben a poco... podéis curiosear toooodos mis pensamientos sobre la residencia, las rotaciones que llevo hasta ahora, sesiones, dificultades.... en la pestaña de arriba "Residencia Pediatría"

Y por supuesto, como siempre, cualquier pregunta, duda, curiosidad que tengáis... os responderé encantada!

Lo más importante, tranquilos, que la inmensa mayoría de residentes estamos felices donde estamos :) Así que calma, os quedan un par de meses para decidir... y luego a disfrutar de una de las épocas más bonitas de todo médico!

P.D. He recibido un correo de una residente de Medicina Interna en un Hospital mediano que quiere compartir con vosotros su experiencia y ayudar a los que venís detrás. Me ha pedido que lo publique aquí ya que sois muchos los que entráis diariamente, y me ha parecido una idea estupenda; en unos días lo subiré tal cual lo he recibido. Será anónimo, para evitar problemas ;) 
Así que si cualquiera de vosotros que estáis al otro lado quiere mostrar su experiencia como residente, de la especialidad que sea, hospital pequeño, mediano, grande... Queréis ayudar y mostrar vuestra visión pero no sabéis como difundirlo... con o sin nombre, mandadme un correo y lo publicaré encantada.

Contacto: mirinova87@gmail.com         @Mirinova