miércoles, 30 de noviembre de 2016

¿Y qué fue de la Doctora Nova?

¿Qué fue de mí? Aquella estudiante motivada que no paraba de escribir cosas positivas? Que siempre sacaba un huequito para contaros cosas del hospital, anécdotas de estudio y del día a día...

Aquí estoy; agotada. Con el síndrome del R4 a escaso medio año de terminar la residencia... Con la sensación de saber poco... más bien nada... Con el cansancio acumulado de 7 guardias al mes, muchas sin librar; de no tener tiempo para llevar al día las sesiones, los cursos, los trabajos, estudiar... de no poder quedar con los amigos o ver a la familia tanto como quisiera... Con la responsabilidad de tener que supervisar a los residentes pequeños en las guardias sabiendo que en unos meses el "ser la súper" se convertirá en "ser la adjunta"... Con la inseguridad y la incertidumbre de lo venidero...
Con la sensación amarga de conocer el sentimiento de vivir de cerca con los pacientes y sus familias, cogerles cariño por estar incluida todo el tiempo en el mismo servicio... y sentir el dolor al verles empeorar... sufrir... Verles fallecer...

(...) En ocasiones quemada... pero FELIZ!

Y aquí estoy... Cumpliendo años! Los Veinti-todos!
Independizada! Y... Prometida! Que me caso con mi negrito el año que viene!

Comenzando el último año de una década increíble... porque a pesar de todos los momentos de agobio y estrés... de lo duro de la vida profesional y de los cambios en la vida personal, ha sido un año mágico, lleno de progresos y de avances :)
Preparada para lo que venga :D


¡¡¡ Bienvenidos 29 !!!

P.D. Gracias a los que seguís por aquí dando vida a este blog.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Finalizando R3...

A punto de comenzar la recta final...

Dejando atrás un año más... Se despiden nuestros mayores para dejarnos paso a los siguientes...

Este año de residencia ha sido totalmente diferente a los anteriores. Quizá porque yo también me he sentido diferente. No he pasado por aquí a contaros prácticamente nada, y ahora no sé cómo resumir tanto en unas líneas... 
Regalito CoRs
Ha sido un año con rotaciones variadas: de consulta tranquila "Neurología, Dermatología y Endocrinología" y de rotaciones complejas con estrés como estos últimos 6 meses en "Los Cuidados Intensivos Pediátricos y Neonatales".
Todas muy diferentes. Si tengo que destacar donde más cómoda estuve, en Endocrino sin duda. Servicio muy muy docente, con muy buen ambiente y con una clínica que me gustó mucho. Y donde peor lo he pasado... En los Cuidados Intensivos. La gravedad de esos pacientes... puede conmigo.  Asombrosamente, me ha gustado más de lo que pensaba la UCI neonatal, con esos pequeños pacientes de hasta 500 gramos... que era lo que más miedo me daba... lo he llevado aceptablemente bien, pero he confirmado que el estrés no es lo mío. Lo peor, las guardias. El no dormir, el estrés de actuar de inmediato ante situaciones críticas... el pasar noches en vela mirando monitores... He sentido en muchas ocasiones impotencia y malestar de saber que no valgo para ello...  Prefiero una guardia mala de Urgencias, dónde me siento algo más útil, que las de UCI donde me siento un poco estorbo... Confieso que en ocasiones he llegado a pensar que me había equivocado y debería haber elegido Magisterio... Pero bueno, son momentos de bajón, hay que pasar por todo y es imprescindible conocer de cerca esas situaciones. Además, durante el próximo año seguiremos haciendo guardias por allí, así que más vale que me haga fuerte emocionalmente...

Por otro lado, el mes pasado realicé mi primera guardia de Urgencias como Súper (Figura de R4 supervisando a los pequeños...) Increíble pensar que hace tan sólo 3 años os contaba como era yo la que tenía que preguntar todo a los mayores... Mucho cambio, mucha responsabilidad este año... Nuevamente vértigo y miedo al cambio... pero me veo con fuerza e ilusión.

Termino así mi R3. Ahora cojo vacaciones, me voy lejoooos varios días, desconexión total, y cuando vuelva me incorporaré directamente al que será mi servicio este año: Gastroenterología Pediátrica. Con muchas ganas de centrarme en la subespecialidad, donde también tendré pacientes complejos como los peques trasplantados... pero confío en que será diferente :)

Por lo demás, todo va sobre ruedas! No puedo quejarme :) Si algo ha tenido de especial este año de residencia, es que me he centrado mucho más en mi vida personal, y eso me ha reforzado mucho. Soy feliz, me siento plena, realizada, creciendo día a día emocionalmente y con una bellísima persona a mi lado que me aporta todo lo que necesito y lo que jamás pensé que existiría  :) 

Gracias a los que seguís por aquí, a pesar de mis largos silencios... siempre me engrandece ver mensajitos en el correo o en las redes. 

A todos los que finalizan en estos días... Que os vaya bonito! 
A los que pronto os incorporáis... Bienvenidos! Disfrutar cada instante, que pasa tan rápido...!

sábado, 26 de diciembre de 2015

Felices Fiestas 2015... Sueño y Realidad

En estos días tan especiales...

Os deseo que siempre mantengáis la Ilusión.
Que confiéis en la Magia.


Os deseo, que por muy difíciles que parezcan las cosas... nunca dejéis de soñar.


Os deseo, que disfrutéis de los momentos en Familia, por los que están en la mesa y por los que faltan.



Os deseo,

Alegría
Ilusión
Salud
Paz 
Amor






De todo corazón,


Felices Fiestas.




martes, 15 de diciembre de 2015

Luz en los momentos de oscuridad

Días en los que te sientes desbordada, inútil, impotente, sin saber cómo actuar… Guardias que se complican de forma repentina… Momentos en los que piensas si de verdad vales para esto, si puedes ver a los niños sufrir tanto… o si sería mejor haber hecho magisterio… 
Inseguridad, inexperiencia, agobio… ganas de llorar… 

Y llegan las 8 de la mañana y tras 24 horas de guardia, antes de irte a casa pasas a reevaluar a un último paciente… 
Los papás te dan las gracias por haber estado pendiente de su pequeño durante toda la guardia… 
Y te regalan bellas palabrassu mejor sonrisa de agradecimiento y un décimo de lotería de Navidad deseándote la mejor de las suertes :)

 Detalles que significan tanto. 

 Gracias papás de Dancho por endulzarme una guardia tan amarga.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Urgencias Pediátricas en el Puente de Diciembre = Infierno ¿Tolerable?

Dicen que un residente de Pediatría no sabe lo que es "su profesión" hasta que no vive en sus carnes las guardias de Urgencias del puente de Diciembre... Es así. Todas las guardias del periodo invernal son fastidiadas... unas más que otras... pero en el puente se alinean los astros y en la Urgencia del Infantil explota todo :P

A mí me ha tocado este año y puedo decir que... Prueba superada! Doblete intensivo de guardias de 24 horas (Domingo y Martes...) y sin librar hoy miércoles por el curso de Cuidados Intensivos que tenemos por las mañanas al que no podemos 
faltar. Con 3 cafés esta mañana y sujetándome los párpados pero... ¡Soy una más... ResiSuperviviente!


Y tengo que decir que no ha sido tan horrible... 
Bueno sí, lo ha sido... un Infierno... 250 pacientes de media al día, listas de espera de 4 horas; hospital colapsado sin camas, traslados de pacientes por todos los hospitales de Madrid; boxes colapsados por sospechas de tos ferina; box de aerosoles (enano) lleno hasta los topes de niños, de padres y de virus obviamente... (dichosas bronquiolitis) pero lo he llevado bastante bien por la buena organización y el trabajo en equipo que hemos tenido (al menos así me ha parecido en mis guardias).

Ya os he contado en muchas ocasiones como distribuímos nuestras guardias (residentes, el R4 supervisor y un adjunto). Actualmente los días festivos hay otro adjunto más de refuerzo. En guardias igual de malas, es básico y marca la diferencia el cómo se gestione el tiempo, la colaboración entre compañeros, el ambiente de trabajo y los periodos de descanso.

Todos nos agobiamos en estas guardias; hay un estrés continuo a nuestro alrededor; además contamos con la gran limitación de una infraestructura física ENANA que es una vergüenza para un hospital como La Paz, un box mínimo de observación con 2 camas y 5-6 cunitas: (os recuerdo: 250 pacientes al día = 2 camas) Vemos pacientes por los pasillos... es complicado manejar el espacio y trabajar en condiciones. Por no hablar del colapso de camas y la negación de abrir más camas y contratar a personal para cubrir asistencia cuando día tras día tenemos que trasladar pacientes... Esto es así.
Si además, le sumamos ambiente de negatividad, histeria y locura, estamos perdidos.

Cuando influimos en este último punto de forma positiva (ambiente) cambia todo y hace que una guardia infernal... se convierta en una guardia dura, intensa pero bien llevada. Por eso, para mí no ha sido tan horroroso trabajar este puente y debo dar las Gracias a todos los compañeros que lo han hecho posible: en primer lugar a los adjuntos que hemos tenido y R4 (súper) por mantener la calma y organización; por trabajar sin parar y ver niños como los residentes hasta la madrugada además de ocuparse de la gestión y la burocracia; por respetar los turnos de descanso (desayuno, comida y cena) más breves, en lugar de 1 hora y 2 turnos, pues 30-40 minutos y 3 turnos; además de periodos de descanso a media tarde (en lugar de media hora pues 5-10 minutos para tomar el aire de forma individual). Y si lo resalto es porque esto no se puede decir todos los días. Gracias a los compis residentes que han trabajado como jabatos a pesar del cansancio y a los resis peques por aguantar el tirón a pesar del "miedo" que se trae en el cuerpo sólo por ser R1 y sin perder el buen humor. Gracias a enfermería y auxiliares que nos han ayudado a "encerrarnos en boxes" y nos iban pasando pacientes, desvistiéndolos, tomando constantes para ganar tiempo y agilizar... además de colarnos algún zumito para no quedarnos secos! Ojalá fuese así siempre!

Gracias al buen equipo en general por esas frases de ánimo entre pasillos, que son frases hechas quizá sin contenido.... pero suben el ánimo y motivan al personal "Vamos qué podemos" "Ya queda menos" "Estamos trabajando bien chicos"; por esas sonrisas nerviosas cuando el caos se apodera de todo... Gracias por las patatas y chucherías que dejáis en la mesa y nos evitan la hipoglucemia!

En fin... Parece que estoy con Síndrome de Estocolmo... xD Pero es así...

Muerta de cansancio pero satisfecha con el trabajo realizado y cómo lo hemos llevado a pesar de las adversidades.
¡Buen equipo!



P.D. Para saber un poco más de la Bronquiolitis: