domingo, 18 de mayo de 2014

Primer año como Residente de Pediatría

Y así, tras la Cuenta atrás que con nervios e ilusión iniciaba en este blog hace varios meses... rápido, muy rápido, ya ha pasado un año entero.

Un año lleno de emociones, de vivencias inolvidables, de novedades, de primeras veces, de aprendizaje exponencial día a día, de risas y de diversión, de noches interminables, de sueño, de alguna que otra queja, de compañerismo...

Un año para el recuerdo que ha superado con creces mis expectativas, tanto personales como profesionales. 

Ahora llega el momento de avanzar en el camino, dejar de ser "los pequeños" y abrir paso a los siguientes, intentando hacerles algo más fácil su comienzo. Aún me quedan unos días para terminar la rotación en Urgencias, y no será hasta el 1 de junio cuando comencemos la rotación del segundo año, en Nefrología Infantil. Pero igualmente, el martes 20 de Mayo pasaremos a ser oficialmente R2 con todo lo que ello conlleva. 
Lo principal, y lo que más vértigo da, es el mayor grado de responsabilidad, que seguro iremos adquiriendo poco a poco.

Nos avisaron que la residencia pasaba pronto... que 4 años no son nada y que pasan volando... Parecía una frase hecha... pero es cierto, ya llevamos el primero a cuestas.
Toca continuar... os seguiré contando, en un par de días... como R2 :)


P.D. Toda la suerte del mundo a mis compañeros que terminan, nuestros R4, que tanto nos han enseñado en este año. No pude asistir a la cena de despedida  (por la guardia) pero estuve presente de corazón ^^
Que os vaya bonito chic@s :)

6 comentarios:

  1. Que esa sonrisa no te abandone nunca!!

    ResponderEliminar
  2. Miriam!! Ya un añito de esta entrada! Espero que R2 haya sido igual de intenso y gratificante ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! 50% del camino.. da vértigo :)

      Un beso

      Eliminar

Los comentarios tardan en salir un poquito porque tengo que validarlos en el correo! Así no me salto ninguno! ;)